Get Social With Us
Objetivos de nuevo año - Coaching de Castilla y León
Bienvenidos a la web de la Asociación de Coaching de Castilla y León.
Asociación Coaches, Asociación Coaching, coach, coaches, Castilla y León, Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid, Zamora
22691
post-template-default,single,single-post,postid-22691,single-format-standard,hazel-core-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,select-child-theme-ver-2.4.1519075144,select-theme-ver-4.0.4,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive,elementor-default

Objetivos de nuevo año

¿ES ENERO UN MES MÁGICO PARA LOS OBJETIVOS?

Cuando llega la Navidad y el mes de enero parece que todo el mundo habla de propósitos de año nuevo, hasta forman parte de las noticias y los programas de radio. Todos hablan de las bondades de marcarse objetivos como si hubiera una magia especial que te ayuda a conseguirlos. Y es que diciembre y enero, son meses en los que se dan las condiciones ideales para plantar la semilla del éxito en los proyectos personales y profesionales que deseamos emprender. Las razones son claras:

  • Tenemos más tiempo libre, generalmente en forma de vacaciones o días de descanso. No alejamos de la rutina y aparecen nuevos huecos de tiempo y nuevas cosas que hacer que nos inspiran y proporcionan ideas nuevas.

  • Es un buen momento para recordar y reflexionar sobre lo que sucedió en el año (bueno, malo, regular…). Estas reflexiones nos sirven tanto para aprender de los errores como para también reconectarte con los triunfos y logros que obtuviste, creando así un entorno mentalmente ideal.

  • El cambio de dígito al final de nuestro calendario tiene un efecto psicológico muy fuerte, nos da la sensación de que tenemos la oportunidad de “empezar con una hoja en blanco”. En el caso de que tu año no haya sido el mejor, te da la posibilidad de terminar con lo que no funciono y empezar de nuevo. Cerrar aquello que está abierto nos da la posibilidad de liberarnos mental y emocionalmente y nos abre las puertas para fijarnos nuevos logros y metas utilizando esos recursos y energía en algo nuevo y mucho más productivo.

  • Es un momento en el que convivimos con amigos y familiares en un ambiente saludable, que nos hace re-conectar con ese instinto de “pertenencia” que todos tenemos simplemente por ser humanos. Son estas situaciones las que muchas veces nos empujan a dar un paso extra, a dormir una hora más tarde, despertar una hora más temprano, o hacer ajustes para lograr ese estilo de vida que nos va a permitir pasar más tiempo con ellos y valorarlo. No obstante debemos estar atentos porque podemos embarcarnos con objetivos que no son nuestros, pero que se presuponen que tenemos que hacer.

Dicho todo esto el comienzo de año es un buen momento para fijar metas y objetivos al tiempo que encaminamos nuestra mente y pensamientos hacia lo que queremos en nuestras vidas.Nos da opción a tomar esos propósitos y convertirlos en verdaderos objetivos.

Es posible que en otras ocasiones lo hayas intentado y no te haya funcionado. Hoy quiero compartir contigo mi método para lograr mis objetivos. Te lo cuento paso a paso:

  1. Cierra lo que está abierto.

Echa la vista atrás, ¿De qué te sientes más orgullosa/o del 2017?

Ahora piensa en tu mayor decepción durante 2017, ¿qué podrías hacer si vuelves a encontrarte en una situación parecida en el futuro?

¿Qué le agradeces a 2017?

Fenomenal, ya has empezado a cerrar aspectos que tenías abiertos.

  1. Enfócate en aquello que quiere conseguir

¿Qué te gustaría conseguir en 2017? Elige dos o tres cosas. No te disperses con una gran lista y evita los debería, no suelen ser buenos objetivos y se convierten en “mochilas llenas de piedras” que no te dejan progresar. ¿Qué es lo que realmente deseas? ¿ya lo tienes? Pues toma el primero de ellos y escribe para qué lo quieres conseguir, respira profundo y grábalo en tu mente.

Vamos a por el siguiente paso:

  1. Formúlalo correctamente.

La claridad da poder. Las características idóneas para definir bien los objetivos son aquellas que hace que sean:

  • Específicos, tiene que ser claro y concreto
  • Medibles, lo tienes que poder medir para saber si vas por el camino adecuado.
  • Alcanzables, tiene que estar a tu alcance y depender de ti.
  • Realizables, se tiene que poder realizar.
  • Con una fecha tope para alcanzarlos.

Con esta descripción rechaza tus objetivos definidos como: “tener paz”, “ser feliz”, “estar alegre”… Si has puesto alguno así, no te preocupes, define en qué se materializan para ti esas emociones o situaciones y seguro que vas a obtener un buen objetivo.

Cuando tengas tus tres objetivos, vamos a siguiente paso:

  1. Valídalo.

Para mí la validación es una de las etapas más importantes y una de las claves para la consecución de los objetivos. Para cada uno de ellos responde a esta pregunta ¿Qué “precio” no estoy dispuesta/o pagar por alcanzarlos? Aquí vas a tener tus límites, lo que es importante para ti. Si el precio es muy alto no tendrás fuerzas para ponerte en el camino. Elige para empezar objetivos que no tengan un gran “precio”.

Por último y muy importante…

  1. Llevarlo al día a día.

Cierra tus ojos e imagina que lo has conseguido ¿Qué significaría para ti cumplir tu sueño?¿Cómo crees que te sentirás cuando lo hayas conseguido?

Detalla qué recursos necesitas, si los tienes o no, y en éste último caso, cómo los vas a conseguir. Cuando lo tengas, escribe el primer paso, ese que vas a dar hoy o mañana, y luego el de la semana que viene y el del mes y así sucesivamente.

El método ha terminado, y toca ponerse con el primer paso que hayas definido.

Si tienes dudas o necesitas apoyo te invito a que contactes conmigo en maria.alonso@esenciadecoaching.com y te regalaré una sesión estratégica.

María Alonso

Coach personal, ejecutivo y organizacional


Tags:

No Comments

Post a Comment